Incertidumbre por cadáver de mujer hallado en maleta

A inicios de noviembre del 2017, Brigitte Dayana Huiza Vásquez, de 23 años, arribó a nuestra ciudad para visitar a su familia. Vivía desde hacía 13 años en Argentina y solía venir al país de vacaciones, con su niña en brazos. Pero desapareció a fines del mismo mes. Salió de la casa de su marido, en La Esperanza, diciendo que iría a comprar, y desde entonces nadie ha vuelto a verla. Hoy sus padres aguardan los resultados de los exámenes forenses que se le practican al cadáver de una mujer con características similares hallado dentro de una maleta en el Pasamayo (Lima). Se cree que es ella.

El cadáver fue encontrado a la altura del kilómetro 64.5 de la Panamericana Norte, en el distrito de Aucallama (Huaral). Estaba dentro de una maleta y al parecer le prendieron fuego antes de meterla en ella.

La policía y los forenses del Ministerio Público aún tratan de identificarla. Al respecto debemos mencionar que un portal informativo de la capital anunció que se trataba de Brigitte y que había sido reconocida por sus familiares gracias a unos tatuajes. No obstante, los mismos deudos han señalado que todavía no es una certeza que sea ella. Por eso han enviado las muestras odontológicas, a fin de que los especialistas las analicen.

La espera los mantiene con el alma en vilo. Por supuesto, abrigan la esperanza de que los peritos descarten que sea la chica de la maleta, y que aparezca a salvo en cualquier momento.

DATO:

Fue el 28 de noviembre cuando a Brigitte se la tragó la tierra. Yanina Vásquez, su madre, relató que había venido a Trujillo para visitar a algunos parientes, entre ellos a su esposo, Richard Jefferson Calderón Ruiz, de 26 años.

Calderón vive en La Esperanza, pero según algunos allegados a la chica, también ha desaparecido. La tarde en que Brigitte se esfumó, ambos salieron de la casa del muchacho, en La Esperanza, pero con destinos distintos: ella iría a comprar en una bodega cercana y él se enrumbaría a su trabajo.

No se sabe en qué momento se separaron, lo cierto es que ella no volvió más a la casa. Al día siguiente, Calderón llamó a los padres de Brigitte para informarles que había desaparecido y que denunciaría el caso ante la policía.

La denuncia sí fue efectuada, pero lo que le llama la atención a los familiares directos de Brigitte es que, desde entonces, Richard Calderón no ha vuelto a comunicarse con ellos. Incluso saben que ha desaparecido de la ciudad. Por eso se preguntan si acaso tiene algo que ver con la desaparición.

“Es una actitud sumamente rara, sospechosa —aseveró un pariente, que prefirió no revelar su nombre—. Es cierto que denunció la desaparición, pero solo acudió a declarar una vez; después nadie ha vuelto a verlo. Su familia no nos da razón”.

Mientras los peritos concluyen las pruebas, los padres de Brigitte continúan la búsqueda. Porque hasta que las pruebas sean concluyentes, no bajarán los brazos. (Fuente: satelite.pe)