Yesenia Ponce: Supuestos profesores de secundaria jamás ejercieron la docencia

A pesar de haber sido blindada en la Comisión de Ética , el caso de la fujimorista Yesenia Ponce sobre las irregularidades en su hoja de vida y la acusación por presuntamente haber pagado S/10 mil al director del colegio donde habría terminado la secundaria, se complica mucho más.

La legisladora de Fuerza Popular aseguró haber culminado sus estudios escolares, pero una serie de hechos contradicen su versión.

A la nómina de compañeros de 4to. y 5to. de secundaria que no figuran en el Registro Nacional de Identificación y Estado Civil (Reniec), se suma ahora que los supuestos profesores que enseñaron a la congresista en esos años niegan haber dictado clases alguna vez en su vida. Además, dicen desconocer a Yesenia Ponce.

Según Cuarto poder, Manuel Ojeda Campos y Esther Ayala Campos, quienes aparecen como maestros de Lenguaje y Literatura e Historia del Perú, respectivamente, en las actas de estudios del colegio Niño de Belén (VMT), donde supuestamente culminó sus estudios Ponce, negaron haber ejercido la docencia.

¿A QUÉ SE DEDICAN ENTONCES?
A diferencia de la promoción ficticia que se creó sobre la promoción de Yesenia Ponce, pues ninguno estaba en la Reniec, la mayoría de estos supuestos docentes existen, pero se dedican a otras actividades.

Manuel Ojeda Campos vende productos para mascotas, Miguel Campos Luis no tiene estudios, Esther Ayala Campos es técnica en enfermería y Jorge Rufino López no existe en la base de datos oficial del Reniec. Así lo informó el reportaje periodístico.

Hace unos días, La Comisión de Ética del Congreso de la República decidió archivar el caso de Ponce en el extremo de la investigación por el depósito de S/10 mil que recibió Daniel Soto, director del referido colegio.

Un par de días después del blindaje, el congresista fujimorista Juan Carlos Gonzales renunció a la presidencia de la Comisión de Ética tras las duras críticas que tuvo el archivo del caso de Yesenia Ponce.

 

(fuente: peru21.pe)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *