Al menos 86 muertos en ataques de pastores armados en Nigeria

Al menos 86 personas han muerto en Nigeria en ataques supuestamente cometidos por pastores armados de la etnia Fulani (de mayoría musulmana) en pueblos del estado central de Plateau, informó la Policía.

La violencia estalló a última hora de este sábado en la zona de Barkin Ladi y provocó ataques de represalia en Jos, capital de Plateau, estado donde suele haber conflictos de tinte étnico-religioso entre pastores y granjeros.

“Un total de 86 personas murieron, 6 resultaron heridas, 50 casas fueron incendiadas, 15 motocicletas y 2 vehículos a motos fueron quemados”, afirmó el portavoz de la Policía de Plateau, Terna Tyopev, en un comunicado publicado por los medios locales.

El gobernador del estado, Simon Lalong, declaró un toque de queda desde las seis de la tarde hasta las seis de la mañana en las zonas afectadas con el fin de imponer el orden, e hizo un llamamiento a la población para mantener la calma.

El presidente de Nigeria, Muhammadu Buhari, de la etnia Fulani, también pidió calma ante los “profundamente desafortunados asesinatos” y prometió que “no se escatimarán esfuerzos para llevar a los responsables ante la Justicia y evitar una repetición de los ataques o represalias”.

“Dolorosos y lamentables”

En su cuenta oficial de la red social Twitter, Buhari calificó de “dolorosos y lamentables” los daños personales y materiales ocasionados en Plateau, y envió sus “más profundas condolencias a las comunidades afectadas”.

Los ataques, que empezaron cerca de la medianoche del sábado y se prolongaron hasta la madrugada del domingo, fueron cometidos por grupos de pistoleros con armas sofisticadas, incluidos fusiles de asalto, que invadieron diez localidades, declaró al diario Nigerian Tribune el parlamentario estatal Peter Ibrahim Gyendeng.

“Mi circunscripción estuvo durante toda la noche bajo un fuerte bombardeo de los pastores”, aseveró Gyendeng, al ir más allá que la Policía y asegurar que fallecieron unas “170 personas”.

“Hemos perdido la confianza en los agentes de seguridad”, subrayó el parlamentario, al denunciar que en las últimas tres semanas se han producido ataques mortales sin que las fuerzas de seguridad hayan hecho nada para impedirlo.

Pam Chollom, un pastor de la Iglesia de Cristo en las Naciones (COCIN, en sus siglas en inglés), culpó de los ataques a pastores armados y dijo que la mayoría de las víctimas regresaban del entierro de un líder de la comunidad.

EFE

(fuente: rpp.pe)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *