Equipo “AgriculturEasy” ganó primer puesto en competencia interna de Hult Prize-UNT

El equipo “AgriculturEasy” conformado por Luisa Herrera Ruiz, de la Escuela de Administración, así como Akira Tamashiro y Alonso Zarzosa de la Escuela de Ingeniería Mecánica de la UNT ocuparon el primer puesto en la competencia Hult Prize realizada al interior de la Universidad Nacional de Trujillo.

Ellos presentaron un emprendimiento social basado en el uso de energías que soluciona los problemas del sector agrícola en las épocas de sequía o presencia de fenómenos naturales.

La competencia se realizó este 14 de diciembre en el Auditorio de Postgrado de la UNT donde 11 equipos multidisciplinarios conformados por estudiantes de las carreras de Ing. Agroindustrial, Ing. Civil, Medicina, Ing. Industrial, Ing. Mecánica, Ing. Mecatrónica, Microbiología y Administración presentaron sus ideas de emprendimientos, basados en el uso de energías, que solucionan los problemas principales de los ejes agua, agricultura y salud.

Entre los emprendimientos presentados, que impactaron al público, estuvo un dispositivo para la mano que controla los temblores provocados por el Parkinson, electricidad generada por los microorganismos del suelo, un sistema de reutilización de aguas contaminadas e innovadores sistemas de energía eólica y solar.

“AgriculturEasy” viajará en marzo próximo a Ecuador a representar a la Universidad Nacional de Trujillo y podrían ganar 1 millón de dólares en capital semilla.

Es importante mencionar que la UNT se integró a Hult Prize cuando en setiembre del 2017 se seleccionó a la estudiante de la Carrera de Economía, Estefanny Cáceres Aguirre,  como Campus Director de Hult Prize UNT.

Este 2017 la Universidad Nacional de Trujillo fue escogida para ser sede de uno de los 27 cuartos de final peruanos de Hult Prize, la competencia mundial universitaria de emprendimiento social.

El premio Hult (Hult Prize) en asociación con las Naciones Unidas concede 1 millón de dólares en fondos de capital semilla al equipo de estudiantes que desarrolle la idea más radical y revolucionaria que resuelva uno de los desafíos sociales más difíciles del mundo. El reto de este año fue “Transformar la vida de 10 millones de personas al 2025 haciendo uso del poder de la energía”.