Vuelven a capturar a “Gringasho” con arma de guerra en Trujillo

Pese a haber salido de prisión el año pasado y mostrar arrepentimiento por sus múltiples crímenes, Alexander Pérez Gutiérrez (23) más conocido como Gringasho fue detenido  con armas de fuego a las 9:00 de la noche del último sábado en Trujillo (región La Libertad)

 El joven sicario, quien estuvo recluido en el penal de Ancón II por 6 años y juró no regresar a la Ciudad de la Eterna Primavera, donde aprendió a apretar el gatillo desde que tenía 13 años, fue recapturado por agentes de la Policía en el asentamiento humano Kumamoto del distrito El Porvenir, cuando visitaba a su madre.

Agentes policiales del Departamento de Investigación Criminal Este, se apersonaron a la zona luego de recibir una llamada para informarles, que en los exteriores de la Mz C, lote 12, del mencionado sector, se encontraban seis personas, libando licor, haciendo alarde de armas de fuego e insultando a las personas que pasaban por el lugar.

Los custodios del orden llegaron para verificar si la información era cierta, pero los sujetos al notar la presencia policial comenzaron a correr en diferentes direcciones. En ese momento, uno de los facinerosos cogiendo un bulto en la cintura de lado derecho, empezó a correr, siendo perseguido por los gendarmes que tuvieron que hacer disparos al aire para disuadir al hampón en su intento de fuga.

Después de varias cuadras fue reducido e identificado como Pérez Gutiérrez, a quien en el registro personal, en uno de sus bolsillos, le encontraron una cacerina, abastecida con 10 balas, un celular y varios chips.

Asimismo los sabuesos del Depincri Este, iniciaron una búsqueda pormenorizada para dar con el bulto que había arrojado el malhechor en su intento de fuga y en un jardín del lugar encontraron un estuche de lona con fusil, marca Benelli MR1, con 3 cacerinas y 78 cartuchos sin percutir.

Junto a su tío Roberto Carlos Gutiérrez Guzmán (a) “Soli”, se habían convertido en los líderes de la organización criminal “Los Malditos de Rio Seco”, banda que se alió junto a “Los Plataneros” para tomar el control de los cupos y extorsiones en la ciudad de Trujillo.

Como se recuerda, en diciembre del año pasado se conoció que el sicario juvenil tras obtener su libertad, fue guardaespaldas de una trabajadora sexual que laboraba en el night club “Mona Lisa”, ubicado en el distrito de Subtanjalla en Ica. (FUENTE: larepublica.pe)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *