Los manifestantes llegaron jalando un asno, en cuyo lomo colocaron un cartel en el que se leía el pedido al alcalde que los deje trabajar.

Además, gritaban a voz en cuello: “Queremos trabajar, no al desalojo”. En declaraciones a los medios de comunicación indicaron que la comuna realiza operativos nocturnos y les arrebatan sus productos.

Aseguran que hasta el momento no les devuelven la mercadería incautada. Algunos vecinos que se sumaron a la protesta manifestaron que el alcalde, Bueno Santillán, comete un abuso con este grupo de familias que se dedican a trabajar de manera honesta. Los comerciantes de la avenida Atahualpa (altura del terrapuerto) fueron reubicados a otros sectores. (Fuente: laindustria.pe)

Por director