Lágrimas de héroe. El habilidoso futbolista liberteño, Christian Cueva, recibió la llave de la ciudad de Trujillo en una ceremonia organizada por la Municipalidad Provincial de Trujillo. Al recibir el reconocimiento Cuevita se quebró y dejó notar su emoción.

“Quiero agradecer cada una de las personas que están junto a mí en este momento; a Dios, a mis padres, a mi esposa y mis hijas que hacen todo esto sea posible, solo me queda agradecer”, dijo el volante de Sao Paulo con la voz entrecortada.

El futbolista arribó a esta ceremonia acompañado de su esposa y sus padres quienes también se emocionaron. La actividad fue un agradecimiento a Christian por su destacada labor cuando defendió la Bicolor en la clasificación al Mundial de Rusia 2018.

El alcalde de Trujillo a través de Cueva, hizo llegar un mensaje de aliento por el difícil momento que atraviesa la selección por la sanción a Paolo Guerrero.

Antes de culminar la ceremonia, Christian Cueva se animó a bailar la contradanza de Huamachuco junto a un grupo de jóvenes. El volante nacional no desentonó y fue aplaudido por su destreza en el baile. (Fuente: laindustria.pe)

Por director