La cifra fue revelada por el gerente regional de Salud, Eduardo Araujo Sánchez, en ceremonia donde su despacho firmó convenio con alcaldes, para desarrollar acciones que permitan hacer frente a este problema en La Libertad.

El funcionario sostuvo que la desnutrición crónica es un indicador del bajo nivel de bienestar social y económico, que implica un desarrollo físico y mental limitado, y se mide por la baja talla para la edad, y retardo en el crecimiento o enanismo.

“Es más que un consumo inadecuado de alimentos”, comentó.

Las causas de desnutrición crónica de los niños son alta prevalencia de enfermedades, alimentación inapropiada y bajo peso al nacer, indicó.

La máxima autoridad regional de Salud explicó, de otra parte, que es importante combatir la desnutrición crónica en las personas, porque produce deterioro en el desarrollo cognoscitivo de los niños, disminuye la productividad económica de los adultos e incrementa las probabilidades de contraer enfermedades en adultos.

Se refirió luego a los indicadores de este problema en las provincias, como en Sánchez Carrión, donde registra el 46 por ciento de desnutrición; el 36 por ciento, en Julcán; el 34 por ciento, en Santiago de Chuco; 32 por ciento, en Otuzco, y 24 por ciento en Bolívar.

La ceremonia contó con la asistencia de la subgerente de Desarrollo Social del Gobierno Regional, María Elena Neyra Rodríguez; Roxana Herrera, de la Oficina de Enlace; Mercedes Eusebio, presidenta de la Mesa de Concertación de Lucha contra la Pobreza, y de alcaldes de diferentes distritos y provincias. (Fuente: laindustria.pe)

Por director