“¡Yo también estoy con Emma! ✌Nuestros jóvenes valientes están intentando hacer de nuestro hermoso país un sitio más seguro donde vivir. ¡Los apoyo 100%!”.

Con este mensaje en redes sociales, la artista Gloria Estefan se alineó esta semana con el movimiento ‘Never Again’, creado por jóvenes sobrevivientes de la masacre de Parkland, quienes piden restringir el acceso a las armas de fuego y lograron que cientos de miles de estadounidenses salieran a protestar el pasado sábado en varios puntos del país.

Emma González, estudiante de 18 años con raíces cubanas, es una de las líderes de este movimiento nacido en la escuela Stoneman Douglas, y su poderoso discurso durante la protesta en Washington DC fue lo más comentado de la ‘ March for Our Lives’.

La joven dejó impresionados a manifestantes y a espectadores al estar seis minutos con 20 segundos en silencio, el mismo tiempo que el atacante Nikolas Cruz estuvo disparando dentro de la escuela secundaria de Parkland provocando 17 muertos y múltiples heridos. Pero lo que más polémica está levantando no es el mensaje de González, sino su apariencia sobre el escenario.

La joven activista apareció en el escenario con unos jeans rotos y un saco verde de estilo militar con mensajes antiarmas y la bandera cubana para reivindicar su herencia latina. Para algunos cubanoamericanos, esa estética es un acercamiento al ‘look castrista’ y esa bandera, un apoyo implícito al régimen de los Castro.

Por eso, cuando Gloria Estefan la apoyó públicamente en Instagram y Twitter, el mensaje abrió un duro debate entre los internautas cubanoamericanos.

“Gloria, usted y todas las élites de Hollywood deberían limitarse al canto o a la actuación”, le contestó la usuaria Justine Ramos García, que se presenta como cubana en Estados Unidos. “Apoyen nuestra Constitución o vuélvanse a Cuba con los Castro“.

Para Ramos García, la libertad se basa en “no quitar los derechos a la gente”, en referencia a la Segunda Enmienda sobre la posesión de armas, y en “no faltar el respeto al presidente de Estados Unidos”.

Una usuaria de Twitter llamó a Gloria Estefan “otra comunista” y a Emma González la acusó de querer“lavar el cerebro de la juventud hacia el comunismo”.

“Siga haciendo música y abriendo restaurantes”, le contestó a Estefan otra usuaria, Ana Irene, una cubanoamericana que vive en Nueva York. Según esta usuaria, David Hogg, también líder del movimiento ‘Never Again’ y amigo de Emma González, “salió en televisión nacional cuando los cuerpos todavía estaban calientes, hablando como un joven Che“.

Otros internautas, que también se identifican como cubanos, apoyaron a Gloria Estefan y la causa que defiende Never Again.

“No podría estar más de acuerdo contigo, Gloria. Soy cubana y no podremos ser libres hasta que dejemos a otros serlo“, dijo Berta.

Carlos Zaldivar escribió que Emma Gonzalez tiene “todo el derecho del mundo a exponer al mundo su posición y más aún por ser sobreviviente de la masacre“.

Ataques a los jóvenes de Parkland

Emma González también fue atacada por su indumentaria por un congresista ultraconservador, Steve King. Este republicano posteó en sus redes un texto en el que decía que la joven activista ignoraba con ese gesto que “la dictadura tornó a Cuba en un campo de prisioneros”.

También una opinadora de Fox News, Laura Ingraham, abrió la controversia en redes sociales al decir que David Hogg fue rechazado por las cuatro universidades en las que solicitó una plaza. Él tuiteó en respuesta una lista de empresas que son potenciales anunciantes de Ingraham para que la boicoteen.

 (fuente: univision.com)

Por director