Más de 30 pasajeros fueron despojados de sus pertenencias por tres asaltantes  que eran coordinados por una mujer. Los sujetos asaltaron un bus de la empresa de transportes Dorado y se llevaron hasta los zapatos de las víctimas.

Según información policial, la mujer subió primero fingiendo ser pasajera y se encargó de hacer las coordinaciones con los otros hampones que abordaron el vehículo a la altura de Chicama. Minutos después comenzó la pesadilla.

Los hampones masacraron al cobrador y apuntaron con un arma al chofer, obligándolo a salir de la ruta. Fue entonces que se llevaron celulares, carteras, zapatos y todo lo que encontraron a su paso.

Pasado el susto, los pasajeros colocaron la denuncia en Chiclín, testigos que vieron a las mortificadas víctimas criticaron a la policía porque en la zona donde ocurrió el robo (Cartavio), los asaltos a buses son pan de cada día.

 

(fuente :laindustria.pe)

Por director