El presidente del Consejo de Ministros, Pedro Cateriano, expuso el Plan de Trabajo que desarrollará el gobierno central durante los próximos meses. En su discurso anunció que se ampliará el trabajo remoto para evitar que los peruanos continúen perdiendo su empleo.

Se extenderá el trabajo remoto hasta el 31 de julio de 2021. A la fecha, se registran más de 220 000 «trabajadores remotos», evitando el riesgo de contagio del covid en los centros de labores”, refirió como primera medida para impulsar la economía.

Cateriano también reveló que se aplicará el Plan de Recuperación y la Conciliación Administrativa, para que el empleador y los trabajadores puedan acordar sobre el pago de derechos laborales que no se han dado por la crisis, como el pago de salarios, gratificaciones, entre otros.

También se contratarán más inspectores para que Sunafil cumpla con fiscalizar el pago de los derechos salariales por parte de las empresas. “Para el año 2021, se contarán con más de 900 inspectores. Gracias a estas medidas, y a pesar de las limitaciones generadas por el brote del Covid, el sistema de inspección de trabajo plantea un incremento sustancial en sus acciones”, detalló.

El primer ministro anunció la inyección de un presupuesto de 700 millones al programa Trabaja Perú, para generar un promedio de 220 mil puestos temporales de empleo. Además, se cofinanciará 450 proyectos de infraestructura básica en mano de obra no calificada. Además, el ministerio de Trabajo abrirá una plataforma digital para renovar la bolsa de trabajo.

Por director