Lejos de hacer prevalecer el orden y enaltecer la institución en la que han sido formados, dos agentes protagonizaron un violento hecho al interior de la comisaría de Buenos Aires, donde ambos laboran.

Según trascendió, los suboficiales, identificados como Flavio Alarcón Pérez, de 25 años, y Josué Mariño Salazar, de 26, se enfrascaron en una discusión durante el relevo de turno del vigilante de puerta y a los pocos minutos se descontrolaron.

Aunque el motivo del pleito aún no está esclarecido, lo cierto es que los policías se propinaron puñetes y patadas efusivamente. A ninguno les importó que sus colegas presenciaran el lamentable episodio.

Varios de sus compañeros, sorprendidos por lo que ocurría, tuvieron que intervenir de inmediato para separarlos.

Los dos se mostraban muy iracundos y no tenían reparos en continuar con el intercambio de golpes; pero fueron separados oportunamente.

Tras apaciguar los ánimos, los superiores de la referida dependencia informaron el suceso a la Inspectoría Regional.

Se supo que ya se ha iniciado un proceso administrativo disciplinario contra los involucrados para determinar las respectivas sanciones. (Fuente: satelite.pe)

 

Por director