A 35 años de cárcel fue sentenciado un proxeneta que explotaba a adolescentes en una cantina de Puerto Maldonado, en la región Madre de Dios.

El delito en el que incurrió Benito Callo Lipa fue (40) fue la trata de personas y sus víctimas fueron tres adolescentes de 16 años y una de 13.

Según contó la titular de la Fiscalía Especializada en Delito de Trata de Personas del Cusco, Andrónika Zans Rivera, el sujeto fue arrestado en noviembre del 2015, en ese entonces trasladaba a las menores a un bar para prostituirlas. Pero no solo él se irá a la cárcel, también su conviviente Juanita Espinoza Mamami (37). Ella se encuentra en orden de captura.

Lamentablemente, Cusco es una de las regiones donde se registra un alto índice de trata de personas. Los factores es la pobreza y la proximidad de la población a Madre de Dios, donde su principal actividad es la minería ilegal.

Durante el 2017 se han realizado 865 operativos contra la trata de personas. Durante las diligencias, la policía y la fiscalía rescató 1229 víctimas, entre ellas 1155 mujeres y 74 hombres.

Por director