¿Se imagina ir a un centro comercial, dejar su auto estacionado y encontrarlo completamente desmantelado? Esto le sucedió a Jesús Orbegoso Torres (45), un indignado ciudadano que denunció ante las autoridades el hurto de accesorios y autopartes de su vehículo, en la cochera del establecimiento Plaza de Toros.

Según indicó Orbegoso Torres, dejó su vehículo en la cochera del referido centro comercial, minutos después de la 1:00 p.m. del último sábado, por motivo de trabajo, pues labora en uno de los stands dedicados a la venta de productos electrónicos.

Horas después, cuando regresó al lugar, encontró la puerta delantera de su camioneta sin seguro, indicio de que algo no estaba bien.

Al ingresar, se dio cuenta que los facinerosos se habían llevado el tablero de control electrónico, el equipo de autorradio completo, la computadora de su vehículo y hasta la tapa de la guantera.

Lamentablemente, según el agraviado, el centro comercial le indicó que el hecho no era de su competencia, sino de una empresa inmobiliaria. Al acudir a la otra parte le dieron la misma respuesta: “esta no es nuestra responsabilidad”.
(fuente: laindustria.pe)

Por director