Todo parece indicar que el principio de autoridad se ha perdido en nuestra ciudad.

Ello debido a que los funcionarios de la comuna provincial no cumplen con desalojar a los sujetos inescrupulosos que ofertan a pequeños perros, gatos, aves y demás especies en las inmediaciones del mercado Mayorista, cerca de la avenida España.

Pese a que hace unos días, algunos animalitos fueron rescatados, los comerciantes aún perduran en la venta indiscriminada. (Fuente: laindustria.pe)

Por director